Posts

Showing posts from March, 2019

Palabras

Busco palabras, pocas, profundas, sencillas. No discuto, escribo. La vida tranquila, redonda, sin prisa donde puedo oir una hoja caer o un pensamiento nacer. Silencio donde se escucha el corazón que tirita, al deslizarse un recuerdo, dentro de algún momento. Al atardecer paseo por salones amplios de cúpulas verdes altísimas, de cielos oro y fuego a la hora que cantan los pájaros anunciando su partida.

Retorno

Toco mis objetos recorro una a una las repisas, me vuelvo a hacer amiga de mis centinelas olvidados: el barro negro, la obsidiana, el papel. Sacudo el polvo, las telarañas …antiquísimas! Voy reviviendo con el contacto de cada cosa y cada cosa se va reanimando Entre mis manos.
Al atardecer, cuelgo la hamaca en el jardín. Es verano y las estrellas tardan más en aparecer. Sigo meciéndome… intento imaginar la mente Maya, reflejo de esos cielos magníficos protectores de las ceibas.
Finalmente aparece la primera estrella no sé qué deseo pedir, durante años pedí una sola cosa: que me quisieras.
Bajo la luna deslumbrante, como los gatos, me oculto entre las sombras, languidezco. Mi piel se eriza por momentos en la noche poblada de presagios y recuerdos.
Mis manos, ángeles caídos, sobre el teclado se empeñan en reconstruir la historia; me sorprende la mañana con su frescura y sus pájaros, al acecho de palabras y de cuentos.

Domingo - Para Julian

Como lluvia con sordina pequeños copos de nieve, analogía congelada de las flores de cerezo, caen en plena primavera.

En el fondo del estanque la helada sorprendió a las ranas en medio de su abrazo anfibio, fantásticas criaturas de dos cabezas y ocho patas . Las rosas con sus promesas dicen ¿Cuál frio?
La Vincapervinca, Yerba Doncella, Violeta de Las Brujas, Ojos Azules, Yerba Ciega, Periwinkle, borda de índigo la alfombra espesa y blanca.
Bajo su tocado alba el Buda de piedra sueña con su vida en los Himalaya.
Y yo con todo y todo tan falta de fe me pierdo en origami de palabras.

UN PAR DE SUEÑOS

Anoche   vino ella a acostarse a mi lado. Sobre mi cama blanca con sus almohadas nuevas, entre mis sabanas limpias derramó su herida abierta. Y yo afanada en poner orden dentro del caos que se instalaba, limpiaba todo tras su paso mientras ella toda se deshojaba.
Después soñé que llegaba a un parque y acampaba allí. Colocando mi pececito al centro calculaba como llenar el campo de agua para formar un lago. ؟Sera posible? me preguntaba poniéndome manos a la obra taza por taza.


Amaranto

Para tostar el Amaranto necesitas abrir tus sentidos agilizar el oído y el olfato. El grano se tuesta en un instante, como un pensamiento o un suspiro, revienta, se infla sobre el fuego y se le escucha alzarse como una ola, 
o como un viento, o como millares de risitas cristalinas. Allí es cuando el aroma se desata un aroma a grano tostado, a hogar, a tierra, mismo aroma que impregnaba las cocinas antes de la Conquista; antes de que llegaran los hombres montados a arrasar los cultivos sagrados, por lo que ellos veían como las propiedades demoniacas del Amaranto; o porque este le daba fuerza al Indio en el combate. Ahora el ancestral cereal retoña  de nuevo en las cocinas, susurrando ternuras antiguas y humilde y sencillo se mezcla con la miel para nuestra Alegría.


ADIVINANZAS
Millones de Vocecillas gritando sobre el fuego, dulce explosión dentro de mi boca. Qué es?

Los invasores con su espada tus verdugos Ahora renaces en las golosinas de los niños. Qué es?
No es cereal, no es verdura te da más fuerza que cualquier co…

Delirio

De lirios era el lecho en que floté toda la noche en el jardín sin luna, donde galopaban los enanos. Susurros y lamentos se esparcían entre las ramas. De lirios era tu pelo deshojándose en la almohada. Me intentas abrazar pero te muerdo, sensación en mis dientes de una piel lisa y dura. Sí, soy yo aquella, la loca de la madrugada… Pero quieren que les hable del delirio de las rosas, exhalación perfumada que anega el alma, o del lirio en el estanque, delirio de los peces, que nace en el lodo y culmina en flor perfecta al día, como un buen poema? No soy yo, no soy esa quien puede pintarles la vida
con mejillas sonrosadas.

Tiniebla -Mencion especial, concurso de poesia Nostalgia de La Luz, Londres, 2016

Dentro de labóveda oscura del vientre d’ este mundo en que habito, cual milagros fluorescentes, revolotean los insectos: alados signos de esperanza, y de la nostalgia de la luz. Los Colibríes vuelan aún en las ciudades y las abejas polinizan los cultivos…todavía! Todavía hay quien cante, quien se rebele, quienes se amen… así que todo no está perdido. Dentro de los bosques en llamas la vida tiembla. Buscan refugio los animalitos. Entristecen los helechos que se desdoblaron ufanos y hoy contemplan su propia muerte. Un humo espeso y hediondo, con el hedor de la gula, se extiende cubriéndolo todo. Mientras el ignorante, el indiferente, el criminal, recibe las llamadas de auxilio, los pies sobre el escritorio, y escarbándose el diente de oro, dice: “mañana lo vemos”. Y los seres hermosos y vivos, en cuatro patas, en dos, con raíces, con alas, reptando se preguntan de dónde, porque
y hasta cuando!


Teoria del Caos

Una mariposita revolotea alrededor de una bombilla. La niña se inclina sobre la cama y susurra al oído de su abuela “Si estoy hecha de polvo de galaxias, habito en el universo y el universo me habita, entonces ningún hambre, ningún sufrimiento, ningún gozo, me son ajenos”. La abuela abre la boca y penetran los ojos de la niña en una cueva inmensa y milenaria la cual exhala un aire oscuro y frio “Ves esa mariposita?” dice la abuela a la niña “…en este momento se derrumba
una montaña en China… y en otros sitios donde la gente no tiene dinero para comprar bombillas, las maripositas aletean igual, por la nostalgia de la luz. Y cuando ellas baten sus alas, en cualquier lugar del mundo una madre encuentra a su hijo, algún amante llora y cae algún tirano”

Ausente

Me regocijo En mi recogimiento, en este estar ausente, en este transcurrir cadencioso del tiempo. Dejo de buscar. Dejo transcurrir los eventos. Estoy llena de miel salvaje por fuera y por dentro.
Tu sabes lo que yo se y sientes lo que yo siento pero nadie dice nada. Entre nosotros un silencio preñado de conocimiento. La ausencia-La distancia El descanso-La muerte y algo tan fuerte y tan puro aquí naciendo.

Anatomía de un Extasis

Mi pie se extiende debajo de la sábana hasta tocar tu pie encuentro jubiloso de dedos que se abren en señal de bienvenida. Bastaría para el placer el encuentro de estos pies, cuerpos autónomos amándose ajenos a nosotros. Criaturas marinas, nuestras pieles florecen y minúsculos tentáculos penetran cada poro hasta que somos sólo respiración y latido. Navega nuestra sangre cargada de estrellas y olvidados de todo vamos cayendo al fondo, al fondo sin fondo. Cuando desaparecen las ventanas, se desvaneces las paredes, y por techo sólo queda la cúpula celeste, soltamos las amarras y nos vamos abrazados a vagar entre galaxias. Entre haces luminosos logro ver tus ojos, esos grandes ojos negros que adoro y veo reflejados los míos propios, hemos llegado al mar. Así te quiero recordar, en esa noche que valió todas las penas. El Extasis es una estrella fugaz.