Anatomía de un Extasis


Mi pie se extiende debajo de la sábana
hasta tocar tu pie
encuentro jubiloso de dedos que se abren
en señal de bienvenida.
Bastaría para el placer
el encuentro de estos pies,
cuerpos autónomos
amándose ajenos a nosotros.
Criaturas marinas,
nuestras pieles florecen
y minúsculos tentáculos
penetran cada poro
hasta que somos sólo respiración y latido.
Navega nuestra sangre cargada de estrellas
y olvidados de todo vamos cayendo
al fondo,
al fondo sin fondo.
Cuando desaparecen las ventanas,
se desvaneces las paredes,
y por techo sólo queda la cúpula celeste,
soltamos las amarras
y nos vamos abrazados
a vagar entre galaxias.
Entre haces luminosos logro ver tus ojos,
esos grandes ojos negros que adoro
y veo reflejados los míos propios,
hemos llegado al mar.
Así te quiero recordar,
en esa noche que valió todas las penas.
El Extasis es una estrella fugaz.





Comments

Popular posts from this blog

Redención

Ausente

Tiniebla -Mencion especial, concurso de poesia Nostalgia de La Luz, Londres, 2016