Autorretrato de La Muerte




‘Desde mis ojos insomnes
mi muerte me está acechando’
Muerte Sin Fin, José Gorostiza

Me visto de colores
y oculta en tu jardín,
embriagada
de rosa y jazmín
bailo alrededor de ti
aunque tú no lo sepas.
Te veo desde el espejo.
Conozco el crujir de tus huesos
y los nudos de tu cuerpo.
Habito en un cuarto vacío
de tu apartamento,
donde nadie se atreve a entrar.
Mi nombre es impronunciable.
Me oyes gemir en las piedras de Siria,
después de los bombardeos.
Atravieso las profundidades del Mediterráneo,
hurgándolo con mis dedos,
consolando a los ahogados.
Estuve en Luisiana con mi calaca presente,
cuando dos oficiales prensaron a un hombre
contra el suelo,
luego uno sacó su pistola y
la hundió en la carne blanda,
justo sobre el corazón,
y apretó el gatillo.
Palideció el rostro negro del inocente,
sorprendido al verme llegar.
Me escurro entre estas hojas de papel
y la tinta con que intentas ordenar
tus pensamientos.
Estoy en todas partes.
La gente me teme porque no sabe
que no hay nada más temible
que un hombre vivo
y su gula.
Conmigo no hay diferencia,
me dicen La Igualadora:
duermo en la cama del peón
también en la del patrón
y soy tan tierna o malvada
como me viene en gana.
Por eso inhala la rosa,
emborráchate de jazmín
y regala cuidos a quien cuidos quiere
porque nada tiene fin.

Comments

Popular posts from this blog

Redención

Ausente

Tiniebla -Mencion especial, concurso de poesia Nostalgia de La Luz, Londres, 2016